Lo de Gravity es muy gravity

Estándar

Me he resistido un mes y medio pero al final no voy a poder decir que me he ido de este país sin pisar un centro comercial. No, no he ido expresamente a comprarme ropa ni he comprado nada. Hemos ido al cine. A ver Gravity en 3D. Ahora voy con ello.

La idea del all in, de todo el “ocio” imaginable que puedas CONSUMIR en un solo lugar es realmente diabólica. A mí estos sitios me dan perezaca antes de entrar, con tantas luces reblandeciéndote el cerebro. La verdad es que casi te obligan a dar el paso, porque si te quedas mucho rato en la puerta corres el riesgo de que te de un ataque de epilepsia. Don Draper, jomío, te has lucío.

A Endesa le gusta esto

A Endesa le gusta esto

¿Es aquí donde las compras?

¿Es aquí donde las compras?

Los centros comerciales en la Ciudad de México no son muy diferentes a los que te puedas encontrar en cualquier otra ciudad del mundo capitalista, sin embargo, aquí llaman especialmente la atención porque no son democráticos en el sentido económico del término. No están pensados para que familias, parejas e individuos (que se creen) de clase media los paseen como walking deads sin rumbo fijo, esperando alimentarse con cualquier cosa que para nada necesitan comprar pero que les “hace felices”. Están pensados para zombies premium de las compras más conocidos como fresas. Las tiendas que encuentras en estos centros son especialmente caras. De hecho, en lugares como Zara o Bershka, tienen la deferencia de ponerte el precio en euros y en pesos, para que te des cuenta de que estás pagando el doble que en tu casa. Por gilipollas. Así que en una ciudad como ésta con unas diferencias sociales tan brutales, más del 50% de la población no tiene acceso ni siquiera al placebo consumista.

Otra cosa que me ha dejado picuet es que nos hemos encontrado a los integrantes de La Oreja de Van Gogh de viaje con el Imserso digo firmando autógrafos a cuatro adolescentes trasnochadas. El flashback con la infancia-preadolescencia ha sido tan fuerte que he mirado pero flojito, fuera a ser que me diera por marcarme un retrospecter.

Lo de Gravity es muy gravity. Empiezo con lo que me ha gustado: La hemos visto en VO, sientes un poquillo la ingravidez y hasta ha habido momentos en los que me han dado ganas de pasarle el ventolín a la Dra. Ryan. Ahora leña al mono. [Ojocuidao, spoilers]. La trama es la siguiente: Supermisión espacial americana. Los rusos, que siempre serán unos hijos de Putin, tiran misil y la lían parda. George Buzz Ligthyear Clooney al rescate. Sandra Sky Walker Bullock es débil y torpe (la regla no la tiene porque era difícil representarlo), se sacó el carnet de astronauta a la tercera y porque estaba buena. Parece que está mirando las instrucciones del microondas en vez de pilotar la Soyuz para salvar su vida. Efectivamente, no es capaz de poner en marcha el parato, resulta que no era un microondas sino un horno. Surrender que te quiero surrender, pero aparece Matt (George) y le dice lo que tiene que hacer. “Eres un genio, Matt”. Entonces, aterriza estupenda, maquillada y depilada en una playica exótica. Fin.

Hasta el (truño) infinito y más allá

Hasta el infinito y más allá

Que sí, que mola mucho cómo han conseguido que el espectador sienta (poco) que flota. La tecnología es lo que tiene, lo mismo te inventa un lavavajillas que te hace una película apta (por fin) para 3D. ¿Diferencias?

Me quedo con los anuncios. Hechos por y para personas blancas, de los que en la calle ves uno entre cincuenta, estupendos. Ah, y con los asientos, reclinables; y la experiencia de ir a comprar unas simples palomitas y terminar eligiéndolas ligth para no comerlas enchiladas, acarameladas o combinadas con nachos, hot dogs, mantequilla y miles de salsas picantes. Al final es como si me hubiera comido una bandeja de poliespan a bocaditos, pero ha sido bonito.

Deliciosas

Deliciosas

Bonus track: La Dra. Ryan saliendo del Centro Comercial Perisur, donde está el cine. http://laprimeraplana.com.mx/2013/02/26/aparatoso-accidente-casi-cae-al-vacio-en-perisur-foto/

Anuncios

»

  1. Fijo que esas palomitas están mejor que las del Kinépolis. Por cierto, ¿allí también hay boleras? ¿Y patitos? 😉 Si es así, no te quedes sin intentarlo!

    MZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s